Mujer, buceando en busca de la sexualidad perdida

Hoy me levanté con golondrinas en la cabeza. Y una de ellas se posó sobre mi mano y esto fue lo que me preguntó.

20413953_10154840124801033_6285542106698953808_o

¿Cómo vives tu sexualidad en tu intimidad?

Y esa pregunta tiró de mi como si del mismísimo hilo de Ariana se tratará. Y empecé a adentrarme en mi laberinto del minotauro particular.

¿De dónde vienen mis ideas sobre la sexualidad?

¿Con qué bagaje nos acostamos cada noche mi pareja y yo?

Idea a idea, pregunta a pregunta. Me encuentro hoy aquí, intentando dar luz a través de la palabra. No sé si hallaré alguna respuesta, pero aquí estoy.

Lo primero que viene a la cabeza es el inconsciente cultural y colectivo que nos envuelve y nos bombardea constantemente, a través de: la publicidad, las películas, los libros, la moda y un largo etcétera que a través del tiempo se ha ido perpetuando y modelando el concepto de la sexualidad y el estereotipo femenino. Este tipo de propaganda y de programación, se cuela bajo nuestra piel y echa raíces sin vislumbrar que sus ideas no son fruto de nuestra libre reflexión, sino un programa electoral del sistema.

¿Qué tipo de frutos dará con el tiempo? ¿De qué manera nos relacionamos con nuestra propia intimidad y las de los demás?¿Cuál es el rol de la mujer en nuestra sociedad?

Que cada cual encuentre sus propias respuestas.

Siguiendo por mi laberinto reclamando mi sexualidad perdida, aparece mi legado femenino particular. Me adentro en las raíces de mi árbol genealógico.

¿Cómo fueron y son las mujeres de mi familia? ¿Como viven y vivieron su sexualidad y su rol femenino (dentro y fuera de casa)? ¿Sufren o sufrieron abusos o malos tratos?

12970755_10208415382837868_5747901930009511267_o

Fotografía: Mónica Bedmar ©

Todo ello forma parte de mi ADN, esa información también influye sobre mi concepto acerca de la mujer.

¿Cómo fueron y son tratadas las mujeres en mi casa?

¿Qué tipo de relación se establece entre el hombre y la mujer?

Nuestros padres, aprendieron de sus padres, los frutos del árbol se repiten.

¿Validamos, aceptamos y perpetuamos el papel de la mujer que nuestra sociedad y la familia donde hemos crecido nos inculca?

Continuamos nuestro viaje buceando más y más profundo. Decido empezar a arrancar las malas hierbas del jardín de mi sexualidad todo aquello que me fue impuesto. Tardo tiempo en limpiar en profundidad todo mi parterre interior, algunas raíces se adherían con mucha fuerza. Y después de meses de trabajo, al fin lo hago.

Durante la poda saco las plantas de mi sexualidad impuesta: la cosificación de la mujer, las heridas, las violaciones y los abusos de cualquier índole, los cánones de “belleza” y “perfección” imposibles, la culpabilidad por disfrutar del sexo, el miedo a ser abandonada sino estoy disponible siempre, la vergüenza de la carne y su extirpación a través de la cirugía estética…

Y hago una hoguera interior, dónde empiezo a quemar todas mis malas hierbas. Danzo y canto alrededor del fuego purificador, agradecida de su existencia consciente de las influencias externas y internas. Gracias a ellas, aquí y ahora, puedo crear mi propia sexualidad. A través de la escucha y el respeto de mi cuerpo, atendiendo amorosamente a mis necesidades. Observando compasivamente todo el dolor y la desorientación que nos rodea. Paso a paso voy sembrando mi sexualidad, y de la aparente perdida, del vacío fértil, emergen los primeros brotes de una bella posibilidad la creación de mi propia sexualidad.

12274554_10207347652985289_3530665366177975332_n

Fotografía: Mónica Bedmar ©

Y un canto hondo de compasión y devoción aparece por todas y cada una de las mujeres que no supieron encontrar el camino de vuelta a su sexualidad sagrada. Gracias a ellas, hoy, yo puedo encontrar mi voz. Soy consciente de que las malas hierbas seguirán apareciendo en mi jardín. La diferencia es que ahora estaré atenta cuidando y limpiando la tierra a menudo.

Conscientemente elijo qué quiero sembrar en mi, hoy.

Recordando A la luz de la Risa de la Mujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s