sed

1c475419

Cuando mis ojos tienen sed, entrelazan enigmáticas simfonías acuosas, extáticas, que abrazan mis mejillas. Amorosamente se abren paso regando tras de sí. Colgada, observo su recorrido descendiente, grávido, irrevocable, inevitable. Mis dedos se hacen un ovillo y se deslizan, se acurrucan y giran en espiral dibujando fugaces patrones. Me detengo y las escucho sutiles acompañar delicadas amalgamas melódicas de: alegría, tristeza, dolor, rabia, miedo. Y escondido bajo cada húmedo compás intuyo su naturaleza única, irrepetible, perecedera y caduca donde nada permanece. Observo la eterna danza de lo efímero vida/muerte/vida. Y en mi interior siento el miedo a soltar, a dejar de identificarme con: relaciones, personas, ideas, creencias, conductas, patrones. Me quedo pegada al cristal, incapaz de soltar mi marco, entreveo tenues sombras polichinelas. ¿Quién da vida al fantoche? ¿Quién da cuerda al arlequín? Me visto mi nariz de payaso y me acompaño con lo que hay aquí y ahora soy cualquier persona, objeto y ninguno a la vez. Me pierdo y me encuentro. Me ahogo y me salvo. Danzo y me quedo paralizada. ¿Quién (no) seré al ponerme la nariz esta vez? Acepto/suelto/rechazo/amarro y en el vaivén de la vida, mis ojos de nuevo tienen sed y entrelazan enigmáticas sinfonías acuosas, extáticas, que abrazan mis mejillas.

Canción: Sunday Morning- Pajaro Sunirse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s