Core fruit

Vivo en el centro

En la calle del Medio.

Junto a la vieja librería ‘Núcleo‘.

Virando sobre mi eje a 365 grados,

  mi corazón,

la esencia de mí ciudad.

En ella cohabitan entrañas y extrañas criaturas.

Cuando estoy en este lugar,

el tiempo se detiene.

El silencio, lo envuelve todo.

Las palabras,

frágiles nácares,

se hilvanan con sumo cuidado.

Las emociones,

volátiles cabriolean;

ingravídas malabaristas cromáticas.

Cruzo la calle.

Entro en la vieja librería ‘Núcleo’.

Curioseo y cojo un viejo libro, de cuero azul índigo.

Me siento,

en una antigua butaca de terciopelo rojiza.

Tanteo el libro,

abro una página al azar.

Y de repente,

veo mi vida.

Por momentos;

sonrío, lloro, me enfado,

tiemblo como una hoja,

me desbordo, me escondo.

Me observo.

No cambio nada.

Sin juicios.

Me quedo mirando.

Extática.

¿Puedo sostenerme?

Me veo.

¿Acepto mi vida?

¿Me valoro?

Mi padre.

Mi madre.

Mi hermano mayor.

Mi familia.

Amigos.

¿Me apego?

¿Los acepto?

¿Intento cambiarlos?

Sin juicios.

Observo mi resentimiento,

mi ira,

mi dolor.

me vacío.

Y de repente,

entre sus viejas páginas,

encuentro una antigua llave.

Con una inscripción,

tras letras engarzadas puedo leer:

‘Perdonate’

¿Y si esa fuera la respuesta?

Cerré el libro.

Baje la vista,

miré mis manos, mis grilletes.

¿Sería ésta la llave?

Solo un breve latir en un silencio antiguo con la edad del cielo.

La edad del cielo. Jorge Drexler

Anuncios

2 pensamientos en “Core fruit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s