la niña salvaje

La ‘niña buena’ mudó de piel y  tras ella apareció

una ‘niña salvaje’, colérica, violenta, primitiva, voraz.

Ayer hice un viaje en el tiempo, volví a tener 17 años, pude ponerme en contacto con mí rabia, mi odio, mi menosprecio hacia mi padre. Me vacié, me solté, vomitando juramentos, liberando lo ‘no expresado’ dándome permiso, sin juicios, sin tropiezos, para odiarle y maldecirle .

Escucho sus gritos desesperados, irácundos, violentos, llenos de rencor y tormento.

¿Puedo verla durante la jornada?

¿La oculto?

¿Pongo una atadura a sus fauces?

¿La acallo?

No dejo que se exprese libremente, la censuro, la desapruebo, la critico, la ignoro…

Ahora miro y abrazo a esa niña salvaje, primitiva, ciega, sorda, muda, que vivió en la oscuridad, en el abismo y que forma parte de mí. Cierro los ojos y dejo que salga lo que salga: un grito, un golpe, un gruñido…

Papá, reconozco que me hiciste daño, que fuiste un egoista, un irresponsable, un mal padre… Te abrazo, te miro, con tu humanidad, como hombre que erra, con tus defectos; acaricio a ese niño oscuro que vive en ti violento, destructor, caníbal. No te juzgo. Lo hiciste lo mejor que pudiste, desde tu oscuridad.

Papá te perdono y me libero.

Papá, esto no es mío, no quiero portear por más tiempo tu carga.

Papá, te quiero.

Papá, gracias.

Papá, voy a salir al mundo.

Papá, adiós.

Anuncios

2 pensamientos en “la niña salvaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s