Banyoles

De paso…

De nuevo Banyoles, el lago, los paseos en bicicleta, las fotos y sobretodo las largas charlas compartidas con Clàudia. Encuentros y nuevos comienzos. El tiempo avanza distinto aquí, todo parece moverse más despacio y de repente avanzar.

Ayer tuve otra vez una sensación de plenitud, de no necesitar nada más, de estar en el momento justo. Me acababa de levantar y fuí al comedor allí estaba Rumi (la gatita de Clàudia) estuve un rato mirándola, se fue acercando lentamente, se puso encima de mi regazo, me miró y empezó a ronronear. Me invadió una sensación de alegría, de ternura y estubimos allí un buen rato. Inspiraba y expiraba, como un círculo que se dibujaba una y otra vez con cada respiración. Plenitud y alegría, igual que el paseo de hoy por el lago. Tranquilidad, serenidad…en contraste de como llegué el sábado nerviosa y tensa.

Hoy, me llevo de recuerdo el sonido de la naturaleza cuando vuelva a la ciudad.

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s